martes, 14 de junio de 2011

PATRIA ASIGNADA DE VICTOR MUNITA FRITIS: UN AMANECER QUE NADA TIENE QUE VER CON EL MAÑANA por EDUARD





Patria Asignada esta estructurada en cinco partes más una Balada Rota. El oficio minucioso y el talento de Víctor Munita Fritis nos golpea con una introducción que ya nos va aproximando al marasmo que trae Uno (La primera parte).

UNO. Hay una irreverencia suficiente en los versos, equilibrada un filo en la poética, que a pesar de su acidez no logra del desagrado sino que coloca una alarma en la conciencia del lector. INFANCIA ABUSADA, poéticamente se nos demuestra esta realidad lamentablemente imperecedera, hay versos que conforman retratos, si, asi como lo lee, retratos de abusadores en viñetas amargamente escuetas aquí el oficio pasa una prueba de fuego, uno de los pilares de esta labor de poetizar es el equilibrio y es abismante , eso es lo que remece al lector invitándolo a continuar. Todo perfectamente vivencial, real , concreto. Terrible.

SEGUNDA. Continúa Munita Fritis con un nivel aún más alto de objetividad y de dolor en cada uno de los poemas , se retrata una miseria descarnada, remata este acápite de manera magistral, con un sentido firme y bellamente poético.

TERCERO. Estructuralmente hayamos en este el contrapunto, hay versos con apariencia de tópico como:
"Levántate y anda
pero anda, de verdad anda"
Encontramos una religiosidad tergiversada y que reta de alguna manera a Dios, es implacable sin ser hiriente, una devoción amplia hasta encarnar al ser supremo como silencio, su verdadera esencia.

4. tiene un subtítulo que llama al "misterio" "De las confesiones en el 2009 de: Mackenzie Phillips (June 4, 1944)" en la extrapolación de las canciones como epígrafe y el corpus de los poemas , el resultante sentimiento de abandono nos logra infundir , que el Abandono es "como" una Patria asignada, en forma a estar a la merced de los abusadores, siendo vástago de la miseria y en este caso el abandono a si mismo, seis poemas de buen ritmo, versos depurados sin abusar de formula alguna, logra el efecto de continuar con la estructura general del libro.

V. Entra otro aspecto que pareciese dejar atrás esa infancia abusada, pero mientras nos adentramos verso tras verso constatamos que sólo es el producto de aquellos años, desde los juegos íntimos, hasta la realidad de la nación en la década de los ochenta, nadie queda indemne de estos dos factores. Nos emparenta nos transporta a la actualidad, un preludio a una balada triste y vital.

BALADA ROTA .El remate perfecto a un libro crepuscular, el cantar viril del poeta herido por la realidad de un alto porcentaje de la nación.

Víctor Munita Fritis, a pesar de ese retrato de dolor , angustia y miseria tan bien llevado a través de los versos pareciese guardar la fe que sólo los espíritus mayores son capaces de portar, el tiempo en que los sucesos que originan este libro dejen de suceder.

Altamente recomendable.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...