jueves, 24 de septiembre de 2009

Poetas jóvenes y liceanos (Jornada de fomento a la lectura, Más allá de las letras. Arica)


Escrito por Rodrigo Ramos Bañados


Arica mantiene una respetable comunidad poética. Son varios los grupos en plena actividad con debate, crítica como a través de publicaciones. Destaca la agrupación MAL. A estos se debe sumar la labor de difusión que desarrolla el escritor y académico de pedagogía en castellano de la Universidad de Tarapacá, Daniel Rojas Pachas (Lima, 1983), a través de la revista electrónica "Cinosargo". El grupo MAL, el taller de cómic Engranaje y Daniel Rojas Pachas (autor del poemario Gramma), con el apoyo del Consejo de la Cultura de Arica organizaron la jornada de fomento a la lectura "Más allá de las letras". Uno de los aspectos más relevantes de esta iniciativa que se desarrolló en Arica –y donde asistí como invitado por la novela Alto Hospicio, Quimantú 2008- fue el puente entre los escritores y los estudiantes de educación media, en este caso del Liceo Domingo Santa María de Arica. De esta manera un grupo de poetas jóvenes compartió su experiencia en la literatura. Los poetas también leyeron sus trabajos a los escolares. La conexión fue mutua. Al final los escolares se atrevieron a leer sus poesías escritas en cuadernos. Lo anterior provocó la presencia de un grupo de los liceanos en una charla posterior sobre cómic y nueva narrativa nortina que se llevó a cabo ese mismo día, pero en la tarde, en la Universidad Santo Tomás de Arica. Esto demostró la validez de sacar a pasear la poesía por lo liceos pues se desmitifica –los estudiantes no se encuentran con el poeta estereotipado de boina ni con las rimas de Gustavo Adolfo Bécquer-.
En esta misma línea se discutió en un foro que se llevó a cabo en la Universidad de Tarapacá, y que contó con estudiantes de pedagogía en Castellano, sobre cómo los profesores de lenguaje deben incentivar la literatura en los escolares.
Se habló de docentes actualizados o contextualizados. Es decir, profesores con un bagaje literario cercano a las nuevas generaciones con la intención de que los estudiantes le tomen el gusto a la literatura.
Tal vez la génesis de la tirria a la literatura de algunos esté también en la absurda idea de algunos docentes de que los niños se aprendan poemas de memoria y los reciten ante sus compañeros con la posibilidad de olvidar alguna parte y el efecto de la vergüenza y posterior trauma.
Por esto resulta interesante la conexión entre poetas jóvenes y los liceanos pues cumplió al momento de abrir vocaciones y sumar lectores















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...