sábado, 17 de octubre de 2009

Martes 13 de sorpresa!!!!


Martes 13 de sorpresa!!!!!
Rolando Gabrielli

Dicen que en Internet todo es posible. Es probable, pero también ocurre el olvido y desencuentro. Y desde Málaga, la tierra de Pablo Ruiz Picasso, me llega esta grata noticia del poeta y amigo Oliver Welden, "mi traductor oficial". Este poema, que como le comento en un correo me había olvidado y él me había envía esta traducción para mi pasado cumpleaños. Pero el ciberesapcio nos tiene reservado sorpresas que nadie puede imaginar. Nunca llegó el texto. Afortunadamente, casi 8 meses después, un Martes 13, día de suerte, Oliver volvió a insistir para dicha de nuestros internautas y lectores. Llega la misiva en un mes especial: a fines de octubre el blog cumple cuatro años ininterrumpidos. Quiero invitar a leer la poesía de Oliver Welden, Perro del Amor; Fábulas ocultas y Oscura palabra.


Querido Rolando: Para mí ha sido una grata comprobación de tu eterna amistad el haberme incluido en tu "poema maldito" que considero muy original y tal vez premonitorio. Muchas Gracias. Te re-envío un correo que te envié para tu pasado cumpleaños donde incluyo una traducción de tu 'carruaje', pues no sé si lo recibiste. Un abrazo, como siempre, tu amigo Oliver.



Mi querido Rolando: En este febrero 22 te deseo un feliz día Piscis. Aquí, en Málaga, España, ya es pasada la medianoche y, por lo tanto, el día 22, día de tu cumpleaños. Sé que en Panamá serán unas seis horas menos. Celebra bien tus 62 años, mi buen amigo.



En ese carruaje
En ese carruaje
va mi sombra,
el triste caballo andaluz
la tira
como un hilo oscuro,
deshaciéndose
en la luz
In That Carriage
In that carriage
my shadow rides,
the sad Andalusian
horsepulls it like
a dark thread,
coming undonein
the light
La foto que te adjunto la tomé en Córdoba el año pasado. El caballo parece triste y no puede ser más andaluz.


Poema maldito


Cuando muera Parra,
Gonzalo Rojas, Oscar Hanh, Efraín Barquero,
Manuel Silva Acevedo y Armando Uribe Arce,
me van a necesitar.
Chile será un gran desierto
junto al mar,
la cordillera nevada picoteda
por cóndores hambrientos.
Las piedras seguirán siendo mudas,
me van a necesitar.
Floridor Pérez,
un cuento en el camino,
Omar Lara, Oliver Welden, Waldo Rojas,
en sus paraísos perdidos.
Miguel Arteche, qué se habrá hecho,
Pepe Cuevas, un crucigrama en Valparaíso.
Los poetas jóvenes no encontrarán
el hilo, el santuario de la aguja
en el pajar de Chile,
me van a necesitar.
El diablo me devolverá el poncho,
bien arrastrado el sagrado manto
de la palabra.
Y yo, seguiré siendo
el poema.

Rolando Gabrielli©2009

http://rolandogabrielli.blogspot.com/


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...