miércoles, 1 de diciembre de 2010

COMENTARIOS DEL LIBRO La patria Asignada

1291253998108-Portada.jpg


COMENTARIOS DEL LIBRO La patria Asignada

El abuso y la “Patria Asignada”, extraño símil de este hermoso y terrible poema que se abre como la herida larga que atraviesa los cuerpos (cuerpitos) abusados y obligados al silencio por la amenaza -de quien ultraja- o por la propia vergüenza. “Le pedí a un dios un lugar en el mundo donde quedarme/ un lugar donde poder hacer de la vida la vida/ y recibí una larga y angosta faja de tierra en el ano”. Valentía de la voz que al fin nombra la herida y da el grito de dolor minimizado tanto tiempo por estadísticas y medios. Expuesto en palabras ese atentado salvaje, no hay pena comparable al daño: “…pude haber sido un árbol/pude haber sido/ pero fui lo que fui/un doloroso derrumbe pálido de espanto”.

SOLEDAD FARIÑA (Poeta chilena)

No es el potito embarrado de Luchín, no es el piececito de Lucila, Se lo fornica el padrastro al entenado en los cortitos años de pupilo, Lo deja a poto pelado en el cancionero de Mamas y Papas, al pobre cabrito Poblacional no lo vejaron en el ano, le conculcaron el derecho a vivir en la virginidad, Depredado por la rapiña, ocupado el muchachito por otro cuerpo, Vida rota, menstruante, un sacramento confesional en la pintura del desgarro, Dios no le ladra como un perro, es un catequista de la penuria, duele echar un vistazo a este juego de niños, la leche no era purita, ni era el arroz con leche, el caballito blanco no se lo llevó de aquí, abusaron del niñito en el subsuelo de Made in Chile, Pero el niño absorto frota con la uña mugrecitas de tierra y humedad, No ha nacido una criatura de diez días en el pesebre de la patria asignada.

BRUNO VIDAL(Poeta chileno)

Dijimos, a propósito de los primeros textos de Víctor Munita Fritis – Pensión Completa y Otros Poemas – editorial Cuarto Propio, año 2008, que aguardaríamos su segundo libro en el entendido que se le exigiría más al poeta. Notábamos allí el germen de un lenguaje renovador para las letras atacameñas. Esta Patria Asignada, comienza a visibilizar aquello, el poemario avanza sin complejo por los desquiciamientos sociales, quizás atávicos, pero que el pudor regional negaba. Desde el desierto de Atacama también gritan los malqueridos.

FERNANDO RIVERA LUTZ (Poeta y artista visual chileno)

"¡Del libro completo, que decir! Poemas conmovedores. Un desgarro del alma. Mi historia, otras historias, demasiadas historias, en el largo camino del dolor infante. Raquel grita por sus hijos asesinados y el niño huye mientras Herodes lo busca. Dolió leer los poemas. Lo hice y firme con el llanto recuerdo que era también mi historia. Es noche, vuelven los perfumes, el aliento, palabras, me quiebro y levanto. Hay que ser mujer materna – ese dolor, parte el cuerpo- para sentir y describir lo que maravillosamente plasmas en estos poemas. Ya no son tuyos, cuando pasen de mano en mano, estaré para decir algo más y levantar la voz, para que otros y otras, trasformen silencios en vida y vida en abundancia." "Las palabras bien dichas – mejor si son diáfana- Estas tienen todos los ingredientes, nada falta. Las palabras se hacen grito profético de denuncia y anuncio. Un gran conjunto de poemas. Bien escrito. Audaces. Deben como el pan estar en todas las mesas. Los poemas de este libro se hacen necesarios."

CARLOS ERNESTO SÁNCHEZ (Poeta chileno)

Con intriga leí las páginas de este poemario, y pude con la primera impresión (fuerte, dura, real) adentrarme en un sentimiento nunca antes producido en mi ser, unas imágenes tan siniestras pero tan humanas se apoderaban de mi, mientras el autor se deshojaba en su texto, la textura de su texto fue tan áspera y cruda, ni la más pulidora edición podrá quitar lo verdaderamente bello de esos versos: La verdad cruda de la realidad que queremos ignorar, esa que no es pura felicidad, esa que no es pasar de una página a otra sin más, sus versos son una muestra de la posibilidad poética de develar las distintas dimensiones del ser, desde las más puras y claras hasta las mas indignas y oscuras, todas con la misma calidad de pene/trarnos…Yo quería saber estudiando estética que era lo bello y que era lo feo, y algún autor entre palabras dijo que lo bello era la afirmación de la vida y lo feo su negación más rotunda, entonces en estos versos pruebo que no es aquello tan cierto, pues esos versos ofrecen una visión de personas que niegan, que quieren negar su existencia, pero se hace más real que cualquier otra que vemos, pues lo bello no necesariamente es “bonito” o “agradable”, sino es aquello que nos asombra y nos sucumbe hacia algo más, hacia un reconocimiento de nosotros mismos, de lo trascendente de nuestro ser, ya sea mostrando lo bueno o lo brutalmente cierto de lo humanos que somos, La patria asignada es un poemario que en cada una de sus partes nos impone una realidad que negamos pero que existe y nos lleva a un mundo donde las palabras mismas no son lo que importa, ni las imágenes que nos muestran, es el modo en que nos excentra cada uno de sus poemas hasta el centro mismo de nuestro ser y [nos ] re-flexionamos la belleza de esa descripción lírica eterna. Sus invocaciones, sus peticiones, sus quejas, sus enojos, todos esos versos para decirnos lo perverso de nuestra naturaleza, pero con la belleza de la verdad de las palabras aun detrás de metáforas, símiles o casi crucigramas…

DANIELA GONZÁLEZ TAYLOR

Filosofía y Letras en el Instituto Superior de Estudios Teológicos ISET de la Universidad Católica Boliviana Cochabamba, Bolivia.


Solapa_de_Biograf_a.jpg

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...